Creado en 21 Enero 2013
Imprimir

roque-dalton-300

Dalton también incursionó en el mundo del ensayo

 

 

 

Por Miriam García

 

SAN SALVADOR-“Roque not dead” reza el graffiti que ha dado la vuelta a las redes sociales y a un par de paredes en San Salvador, donde se muestra un Roque Dalton que bien podría ser un esbozo del famoso grafitero ingles Banksy; con la cresta punk y la “A” anárquica. Roque no está muerto, dicen los jóvenes que nacieron a décadas de su asesinato. Pero, en realidad, ¿Que tanto conocen al Roque que ahora figura su sentimiento de libertad e independencia?, la poesía de Dalton es universal pero también es necesario hablar de sus ensayos.

 

Como escritor fue prolífico, y no limitó su talento a un sólo género. Supo tratar el mismo tema de la revolución, el amor, la intensidad con que vivía en cada texto que realizó. Empuño la pluma con la pasión de quien empuña el fusil, muchos se quedan con la imagen romántica del poeta y olvidan que también fue un gran ensayista acerca de aspectos históricos de El Salvador.

 

Sus investigaciones, facilitadas por su experiencia como periodista le permitieron hacerse de material acerca de la revolución, que fue el tema medular de su trabajo. No le tenía miedo a la censura que podían originar sus temas. Por ejemplo, encontramos en “Un libro levemente odioso” críticas contra la religión, cuando se convierte en instrumento de adormecimiento y represión, como una agregado a su análisis crítico de la realidad.

 

Entre su producción podemos encontrar verdaderas joyas, como las “Historias Prohibidas del Pulgarcito” y “Monografía de El Salvador”, dos documentos que recogen, a su manera, la historia de nuestro país, ajena a los convencionalismos a los que nos acostumbramos, una poesía realmente punzante.

 

“Las Historias Prohibidas del Pulgarcito” son una recopilación de escritos acerca de los secretos más sórdidos, la historia sin tapujos. Sin duda es una de las obras que mejor destacan su excelente sentido de la sátira.

 

Con “Monografía de El Salvador”, Roque se adentra en la verdadera historia de El Salvador, denunciando la continua explotación que ha sufrido el pueblo salvadoreño pero a la vez destaca su característico espíritu de lucha.

 

En otros textos, como “Miguel Mármol, los sucesos de 1932 en El Salvador” Roque detalla la formación y la importancia de los cuadros revolucionarios. Es este texto donde combina su talento junto al relato de Mármol, a quien entrevistó en Praga, en 1966. Más allá de querer centrarse en los hechos del 32, esta obra tiene la particularidad de transportaros a las realidades de una época, las cuales se remontan a los problemas del país varios años antes del momento de la insurrección. Dicho documento se ha convertido en libro por antonomasia al hablar de la matanza del 32.

 

Uno de sus trabajos más interesantes es el ensayo “El imperialismo y la revolución en Centroamérica”, el cual está dividido en dos volúmenes: “El aparato imperialista en Centroamérica” y “El Salvador en la revolución centroamericana”. En esta obra se pone de manifiesto su talento como analista. Roque va más allá del relator y disecciona los temas antagónicos de su coyuntura que dan origen a la lucha interminable por la justicia social, sin perder el estilo que lo caracterizó. Ambos libros, hasta hace poco, inéditos son publicados por la editorial Ocean Sur.

 

Conoció al revolucionario nicaragüense, Carlos Fonseca, así como al poeta exiliado guatemalteco Otto René Castillo. Por estas y otras relaciones es que no fue ajeno a la situación convulsa de su tiempo en la región. Su labor como ensayista no se limitó a la observación. Fue gracias a lo involucrado que estaba en la causa social que conoció los atropellos y la injusticia de primera mano. Cuando escribía lo hacía con propiedad, porque siempre estaba lleno del tema.

 

Por la seriedad con que se tomó su trabajo es que ahora vive en cada muchacho que lee sus libros y siente la espina de la revolución, pero su recuerdo se vuelve más importante cuando el joven va más allá del sentimiento y pone en marcha su fuerza para transformar la sociedad, porque la voz de Roque es más que versos. Es historia, trabajo y lucha. Sus ensayos son más que una denuncia, son herramientas para lograr la justicia social que defendió hasta el último minuto.

 

Vea acá el catálogo de Roque Dalton de Ocean Sur.

 

*Tomado de Revista Digital ContrACultura

 

RDarchivo