Roque Dalton retorna a México, del que nunca partió con sus libros

Imprimir

PortadasPobrecitoTabernaAA

Dalton llega a tierra fertil para renovar su propuesta poética y narrativa con el lanzamiento sus obras

El escritor y revolucionario salvadoreño, Roque Dalton (1935-1975), regresa al México efervescente por los cambios que en este inmenso país se están dando en la actualidad. Regresa el poeta a la tierra que le dio la posibilidad de publicar su primer poemario: “La ventana en el rostro” (1962), colmando de poemas de amor y de esperanzas, mientras sorteaba uno de sus exilios a causa de la represión dictatorial.

Sin embargo, 57 años después de aquel lanzamiento del bello y juvenil poemario, Dalton llega a tierra fertil, de la que nunca partió, para renovar su propuesta poética y narrativa con el lanzamiento de dos sus obras más importantes: “Taberna y otros lugares” (Premio Casa de las Américas 1969, Cuba) y la novela “Pobrecito poeta que era yo…”, publicada póstumamente en Costa Rica en 1976.

El poemario daltoniano es publicado en el 50 aniversario de cuando se le otorgó el premio latinoamericano; mientras la novela se reedita 43 años después de su vil asesinato. El primero lo publica en México el Fondo de Cultura Económica (FCE) y la novela forma parte de una colección de textos para la Biblioteca Centroamericana, que auspicia la Secretaria de Relaciones Exteriores del gobierno de México.

El FCE se comprometió con la Familia de Dalton en continuar publicando la obra poética de Roque para el público mexicano, que consta de más de una veintena de libros.

En la novela Dalton, en una narrativa autobiográfica, cuenta cuando fue interrogado en su última cárcel de la dictadura en 1964 por un agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), de Estados Unidos, quien le proponía colaborar de lo contrario sería devuelto a los esbirros para que lo asesinaran, pero que lo harían aparecer como traidor a la causa. En la realidad, la misma CIA se encargó de revelar que Dalton jamás quiso colaborar con la “nación ajena”, a la que se enfrentó con ejemplar patriotismo y consecuencia revolucionaria de acuerdo a sus convicciones.

En 1975, el 10 de mayo, Roque Dalton fue asesinado por un comando del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), que lo acusó de ser agente de la CIA. Joaquín Villalobos, comandante del ERP confesó haber participado en el asesinato del poeta, pero lo excultó de las injurias a las que fue sometido.

La Familia Dalton ha demandado justicia formalmente en los tribunales salvadoreños y ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), desde hace una década, para establecer la verdad jurídica del asesinato de Roque Dalton, así como para localizar su tumba por ahora desconocida y oculta por quienes lo asesinaron con la infamia de que actuaban “el nombre del pueblo y la revolución”.

RDarchivo